MIGUEL A. GÓMEZ-MARTÍNEZ

Prensa

Prensa

Entrevista a Miguel Ángel Gómez-Martínez sobre Juan José en el Teatro de La Zarzuela


Entrevista a Miguel Ángel Gómez-Martínez sobre Juan José en el Teatro de La Zarzuela

2024-03-25

Este drama lírico podrá verse del 4 al 12 de abril

El drama lírico 'JUAN JOSÉ' es considerada la obra maestra de Pablo Sorozábal, con libreto del compositor y basado en la obra de Joaquín Dicenta que se inspiró en hechos reales.

Se trata de un drama lírico popular, en el sentido proletario, alejado de lo folclórico, con el que Sorozábal retrata los bajos fondos del Madrid de antes, donde a causa del analfabetismo y la incultura afloraban las miserias humanas, los rencores, los miedos, las traiciones y desconfianzas, repitiéndose de padres a hijos en una espiral sin fin.

Esta producción está dirigida en lo musical por Miguel Ángel Gómez-Martínez, con el que tuvimos la ocasión de hablar recientemente sobre la historia de este drama lírico.

BroadwayWorld Spain: El propio Pablo Sorozábal no veía esta obra como una ópera sino como un drama lírico popular. E incluso definía hacer ópera en España como “montar una fabrica de congeladores en el polo norte” ¿Qué opina sobre ello?

Es cierto que el Maestro Sorozabal titula su obra “Drama Lirico Popular”, pero cuando tuve la ocasión de conocerle personalmente, hace ahora 50 años, me hablaba de su obra continuamente como “su ópera”. También me expresó, tras asistir a una representación que yo dirigía de “Un baile de máscaras” en la Deutsche Oper de Berlín, su ferviente deseo de que fuese yo quien dirigiese su estreno, algo que tras su intento fallido en la década de los 80, lo que se conseguimos en 2016 en el Teatro de La Zarzuela, desgraciadamente después del fallecimiento del maestro.

La expresión sobre los “congeladores” me parece muy genuina de Sorozábal, por su humor afilado, crítico y hasta caustico, tan característico, pero también es lo cierto que estamos en otra época. Creo que en la actualidad JUAN JOSÉ es una obra que se comprende y aprecia como merece, tanto en su guion como en su música, que es de un altísimo valor compositivo.

BWW: ¿Qué retos le supone trabajar esta ópera?

Yo trabajo todas las obras con un procedimiento concreto: tratar de conseguir la máxima precisión a la vez que extraer todas las emociones contenidas en la música y el texto. Es un trabajo en equipo en el que todos los participantes deben conocer la obra con el mayor detalle posible, resultando imprescindible la colaboración que conduce hacia la más excelente interpretación. Cada ópera es un reto, incluso cuando he dirigido una ópera cientos de veces: nada es igual. Los músicos son otros, los cantantes son otros, las escenificaciones son otras…y tengo que conseguir que, a pesar de que todo sea distinto, haya algo único que les reúna a todos: la obra tal y como la ha creado su autor. Ese es el reto cada vez.

BWW: Comentó en una entrevista hace un tiempo a El País que su enfoque a la hora de dirigir es “hacerlo tal cual está, sin poner ni quitar”; ¿cree que eso en cierta manera le convierte en un intermediario entre el compositor y los músicos o hay factores propios por los que considere que le da su toque como director?

El factor propio es ineludible, eso se da por supuesto, lo que ocurre es que yo decido dejar aparte lo que pueda ser mi propio gusto, o mi propio punto de vista ante la enorme responsabilidad de trasladar hasta el público lo que el autor ha querido crear. Como director no puedo tener la soberbia de “imponerle mi versión” al autor, o interpretar su obra “como más cómodo me resulte”. Yo, si soy un auténtico director musical, tengo que invertir todo cuanto se hacer en conseguir que la obra del autor se escuche como él ha deseado, y esa no es una labor ni fácil ni cómoda, pero es la que creo que merece el autor. Y es la que también merece el público.

BWW: ¿Cómo está siendo el trabajo con el equipo creativo? ¿Y con los actores?

José Carlos Plaza ha realizado un excelente trabajo. Es un magnífico director de escena, además de ser muy respetuoso con la música y con las necesidades de los cantantes. Puede que haya quien no esté de acuerdo con su visión de la obra, pero de lo que no cabe duda es de que conoce a la perfección su trabajo y lo lleva a cabo con toda solvencia. En esta ocasión es su asistente Jorge Torres quien está llevando el peso principal de los ensayos, actuando con una calidad excepcional. En cuanto a los cantantes miembros de los dos repartos estoy seguro de que llegarán a un resultado brillante cuando se realicen todos los ensayos. La voluntad de colaboración es inmensa y eso siempre produce muy buenos resultados.

BWW: ¿Por qué la gente debe ir a ver la ópera JUAN JOSÉ?

JUAN JOSÉ es la obra cumbre de Pablo Sorozábal, lo que ya sería motivo suficiente para que todo aficionado a la música tenga interés por acudir a nuestras representaciones. Pero es que también tienen la ocasión de escuchar a un elenco de cantantes de absoluta 'primera fila'. Todo unido, cantantes, orquesta y producción escénica es de una calidad superior. No es el espectáculo cómico y alegre habitual en la mayoría de las producciones de este teatro, pero su dramatismo es sobrecogedor y el asunto que trata es de una actualidad absoluta. De hecho, la trama fue transgresora respecto a la época y lugar en que fue escrita, y la partitura es muy avanzada, nada que ver con otras obras escenificadas del autor, de temática y estilo más ligero. Esta obra es profunda, y de un realismo desgarrador.

Estoy seguro de que nadie que asista a las representaciones quedará indiferente ante JUAN JOSÉ. 

Con dirección de escena de José Carlos Plaza -de cuya reposición se encarga Jorge Torres-, escenografía e iluminación de Paco Leal y vestuario de Pedro Moreno, el reparto estará integrado por Juan Jesús Rodríguez, Luis Cansino, Saioa Hernández, Carmen Solís, Vanessa Goikoetxea, Alba Chantar, María Luisa Corbacho, Belem Rodríguez Mora, Alejandro del Cerro, Francesco Pio Galasso, Simón Orfila, Igor Peral, Santiago Vidal o Ricardo Muñiz. Se ofrecerán 8 funciones del 4 al 12 de abril.

Broadway World